Home
Kids Zone
Contests
Kids Club
Order Stuff
Photo Gallery

My Bible First Lessons

La Hermosa Creación de Dios – LECCIÓN 1
Basado en Génesis 1:1–2:7; Salmos 8:4, 5; 33:6–9; 139:14–16; Juan 1:1–3
Menú de la lección Lea la lección siguiente QUIZ 1
   
La Biblia es el libro más maravilloso en todo el mundo. ¿Tienes Biblias en tu casa? ¿Tienes tu propia Biblia? Nuestras Biblias son especiales, y debemos cuidarlas en forma muy especial.

¿Sabías que hay 66 libros en la Biblia? Tienen diferentes nombres, como Juan, Daniel, y Apocalipsis. Cada libro contiene capítulos y versículos.

De modo que, cuando hablamos de la Biblia, nos referimos a los 66 diferentes libros. ¿Cuál es el libro que nos habla acerca de la creación de nuestro mundo?

Génesis es el primer libro de la Biblia, y nos dice cómo fue creado o hecho nuestro mundo.

Lee el primer versículo del primer capítulo en la Biblia. Léelo con cuidado. Trata de encontrar las respuestas a estas tres preguntas. Primero, ¿cuándo fue que algo maravilloso sucedió? Segundo, ¿quién lo hizo? Tercero, ¿qué fue lo que pasó? Génesis 1:1

Cuando tu quieres hacer un dibujo, ¿qué necesitas primero? ¿necesitas papel? ¿un lápiz? ¿crayolas?

Pero cuando Dios hizo nuestro mundo, no necesitó nada; sólo tuvo que hablar. Ysólo le tomaría siete días hacer nuestro mundo.

Ese primer día, cuando Dios hizo nuestro mundo, todo estaba oscuro y cubierto de agua.

Luego Dios sólo habló. ¿Qué fue lo que dijo? Lee los versículos 3–5. De repente, hubo luz. Ahora no había oscuridad todo el tiempo. Dios había hecho el primer día. ¿Cuál es el nombre del primer día de la semana? Domingo.

Puede parecer que nuestros días empiezan por la mañana; pero en realidad, la Biblia nos dice que cada día termina al anochecer y entonces comienza el nuevo día, no por la mañana. Al terminar el primer día, nuestro mundo todavía estaba cubierto de una espesa capa de agua.

¿Cuál es el nombre del segundo día? Lunes. ¿Qué hizo Dios el Lunes? Versículo 6–8. De nuevo, Dios sólo habló. Eso era todo lo que tenía que hacer. Luego, de repente, hubo algo más. ¿Qué fue? El cielo. Dios hizo el cielo azul y el aire fresco; y debajo estaba el agua limpia y azul.

Dios había planeado todo cuidadosamente antes de empezar. No olvidó ninguna cosa, ni aun pequeña. El sabía que toda cosa viva necesitaría aire fresco y agua limpia. El sabía que disfrutaríamos de nadar en el agua. También sabía que necesitaríamos agua para beber.

Ahora tocaba crear las cosas en el tercer día. ¿Cuál es el nombre del tercer día de la semana? Martes.

Dios estaba listo para hablar otra vez. ¿Qué dijo esta vez? Génesis 1:9, 10.

¿Te hubiera gustado estar allí para ver la tierra salir de en medio de las aguas?


Pronto hubo tierra seca; y ahora el agua estaba separada en grandes y pequeños lagos, ríos y arroyitos. Quizá habían hermosas playas arenosas, también. Pero no había hierba, ni árboles, ni flores— sólo tierra seca. Así es que, Dios habló otra vez. ¿Qué dijo esta vez? Versículos 11, 12.

¡Qué emocionante! Ahora la tierra seca estaba cubierta de hermosas praderas de hierba y espigas que ondulaban en la brisa suave.
Dios hizo las flores—todas de distintos colores y formas. Habían rojas, amarillas, azules, y de todo color hermoso. ¡Cuán dulce su olor!

Él hizo árboles, también—de toda forma y tamaño y de diferentes tonos de verde. Algunos rebosaban con distintos tipos de frutas, ya listas para arrancar y comer. Dios hizo muchos diferentes tipos de fruta ese día. ¿Te gustan las nueces? También habían muchos diferentes tipos de árboles con nueces.

Dios también hizo diferentes tipos de moras y bellos viñedos cargados con deliciosas uvas rojas, verdes y moradas.

No se hallaba, en ninguna parte, ni una sola hoja seca, ni rama marchita o fea.
No habían hierbas malas ni espinas, ni ningún insecto dañino. ¿Te lo puedes imaginar?

Ahora tocaba el cuarto día. ¿Cómo le llamamos a ese día? Miércoles.

Ya había un mundo hermoso. Pero por la noche, el cielo estaba oscuro; y por el día había luz. Cuando Dios habló esta vez, ¿Qué pasó con la noche oscura? Versículos 14–19.

Ahora por la noche había una gran luna plateada, lentamente zurcando el cielo; y millones de estrellas titilando como diamantes.

Por la mañana, el gran sol caliente salía, asomándose sobre las montañas en el este. Lentamente se movía más y más alto; y después se ocultaba detrás de las montañas en el oeste. Al salir y al ocultarse, el sol reflejaba hermosos colores en el cielo. Qué forma mas hermosa de comenzar y terminar el día.

Dios podía haber hecho una inmensa cortina oscura que cada noche la hiciera bajar y nos dijera, "Vayan a dormir." Podía haberla levantado otra vez cada mañana y habernos dicho, "Ahora despiértense." Sin embargo, en vez de eso, hizo coloridos paisajes al atardecer y al amanecer para que los pudiéramos disfrutar.

¿Sabías que la luna no tiene ninguna luz en sí misma? Ella obtiene su luz del sol. La Biblia dice que Jesús es la luz del mundo. Juan 8:12. Y nosotros, también somos luces. Mateo 5:14, 16. No podemos ser luces por nosotros mismos. Pero cuando escogemos que Jesús viva en nuestros corazones, entonces podemos brillar para Él. ¿Quieres tú ser una luz para Jesús? Dícelo, y Él te ayudará a brillar

Al terminar el cuarto día, Dios tenía tode el mundo listo para las cosas que haría el quinto día. Nuestro mundo estaba lleno de belleza. Pero, a parte del sonido del agua, el suave murmullo de las hojas, y el sonido de la hierba al moverse con el viento, todo estaba muy callado.

Entonces Dios habló otra vez. ¿Qué dijo? Génesis 1: 20–23.

De pronto se escucharon sonidos maravillosos. Todo tipo de pájaros felices alababan a Dios al cantar sus bellas melodías. ¡Y qué colores tan brillantes tenían—rojo, azul,amarillo, morado y anaranjado!

Algunos pájaros eran altos. Algunos muy pequeños. Algunos volaban alto en el cielo. Algunos corrían por el suelo. Otros comenzaron a construir sus nidos en los árboles y arbustos. Todos eran mansos, ninguno tenía temor.

¿Qué más dice la Biblia que Dios hizo ese día? Animales del mar. De pronto, los lagos y arroyos se avivaron con todo tipo, tamaño y color de animales acuáticos. Algunos eran muy grandes; otros muy pequeños. Algunos parecían bellas flores. Otros podían nadar en lo profundo del agua, mientras que otros podían saltar y luego zambullirse otra vez.

Todas las cosas que Dios estaba haciendo eran tan hermosas e interesantes, que nunca podríamos cansarnos de aprender de ellas.

¿Cómo se llama el quinto día? Jueves.

¿Qué piensas que sucedió después? La respuesta está en Génesis 1:24, 25.

Animales—todo tipo de animales. De cada clase que puedas imaginar, Dios hizo dos.
Si hubiéramos estado allí, hubiéramos visto los primeros grandes elefantes, felizmente sacudiendo sus trompas de un lado a otro mientras caminaban comiendo hojas, cañas, y disfrutando de otras cosas que a ellos les gusta. Quizá fueron hasta la laguna para tomar agua, y luego quizá se tiraron agua el uno al otro. A ellos les hubiera gustado levantarte y dejar que los montaras.

Habían zebras con sus pieles de listas negras y blancas. Dos monos simpáticos se mecían en los árboles y chachareaban entre ellos. Dos jirafas de cuello largo, se estiraban para mordisquear las hojas. Un hermoso león y su compañera querían que se los acariciara. Perros y gatos se correteaban.

Dos hermosos caballos corrían por el campo con sus colas y su crin ondulando en el viento. Los tigres se revolcaban en la hierba suave. Los venados y las ovejas pastaban muy cerca, y no tenían miedo. Quizás uno se acostó con el león. No podríamos ni comenzar a nombrar todos los animales que Dios hizo ese día.
Los animales no pueden pensar, razonar o escoger como las personas, pero Dios los hizo para que pudieran amarnos y ayudarnos. Dios nunca quiso que los animales nos tuvieran miedo.

Ahora todo estaba listo para las personas especiales que Dios iba a crear.

Dios les había preparado un hogar muy especial; lo llamó, el Jardín del Edén. Este hogar no era hecho de madera ni de ladrillos; ni de bloques de cemento. Era un hermoso jardín con una alfombra de hierba suave y verde y hermosas enramadas. Génesis 2:15

Como antes nunca llovía, no necesitaban techo. La temperatura nunca era ni muy fría, ni muy caliente; siempre estaba agradable.

Lee Génesis 2:8, 9 y di el nombre de los dos árboles especiales que Dios había colocado en el jardín.

Es muy importante que recuerdes estos nombres. ¿Cómo se llamaban?
Cada día, después que Dios hablaba, todas las cosas que creaba surgían de la tierra. El plan de Dios era que la tierra, el agua, el sol, y el aire contribuyeran a mantener nuestra salud.

Al terminar el cuarto día, Dios había creado todo lo que las criaturas necesitaban.
Ahora todo estaba listo para nuestros primeros padres. ¿A quién se parecerían? Génesis 1: 26, 27. "A imagen de Dios" ¡Qué significa eso?

Dios, quien nos creó, es nuestro amante Padre celestial. No podemos comenzar a comprender todo acerca de Él. Pero si podemos ser sus preciosos y felices hijos. Y Jesús nos puede ayudar a ser amables, amorosos y obedientes, así como lo fue Él cuando vivió en esta tierra.


Dios creó a las personas para que fueran muy diferentes de los animales. Los seres humanos serían lo más precioso de la creación de Dios. También serían diferentes a otros seres que Dios había creado. Serían muy especiales.
Dios había creado todas las cosas del polvo de la tierra, ¿recuerdan? ¿Haría a las personas usando el polvo de la tierra, también? Génesis 2:7. Dios hizo más que hablar esta vez, ¿no es cierto?
Se inclinó, y tomando un poco de tierra, comenzó con cuidado a formar cada parte del primer ser humano.

Cada parte era perfecta. El cerebro ya estaba listo para pensar, los ojos para ver, los oídos para escuchar, la boca para probar, los pulmones para respirar, el corazón para latir, y todas las otras partes estaban listas para comenzar a trabajar. Entonces, Dios puso a Adán muy cerca de Él y respiró sobre él, dándole poder con su aliento. Inmediatamente su corazón comenzó a latir, y todo comenzó a trabajar perfectamente.

Cuando Adán abrió sus ojos, ¿Cúal fue la primera cara que vio? Era el rostro amoroso de Dios que se inclinaba hacia él.

¡Cuánto placer debió haber sentido Dios al mostrarle a Adán su hermoso hogar! Todo estaba listo para que él fuera el rey de este mundo. Y Adán parecía un rey. Era alto y de buen parecer, y muy inteligente.

Hoy, los animales y las personas comienzan siendo bebés. Pero Dios hizo los primeros animales y las primeras personas ya crecidas. Si hubieran sido bebés, ¿Quién hubiera cuidado de ellas? Dios piensa en todo esto, ¿verdad?

Cuál fue una de las primeras cosas que Dios le pidió a Adán que hiciera? Génesis 2:19, 20. ¡Qué emocionante! Mientras Adán miraba los animales, inmediatamente sabía el nombre que le iba a dar a cada uno. Pero, a medida que les daba su nombre, notó que cada uno tenía una pareja. ¿Habría una pareja para él también?
Finalmente, le puso nombre al último animal. Aun no veía a nadie que se pareciera a él. Los animales eran maravillosos, pero, por alguna razón se sentía un poco solo. Deseaba que hubiera alguien como él con quién estar todo el tiempo.

Claro que Dios sabía exactamente lo que pensaba Adán, y le dio gusto. Ahora sabía que había llegado el momento para la hermosa sorpresa que había estado guardando para el final de la creación.

Pondría a Adán a dormir, mientras Él hacía la sorpresa. ¿Qué sucedió mientras Adán dormía? Versículo 21, 22.

Cuando despertó, quizá Adán volvió a pensar en cuán hermoso sería tener a alguien como él con quien hablar y compartir. Entonces, de repente, vio a Dios que se acercaba con una persona muy hermosa. Era alta, y parecía una reina.

¿Qué dijo Adán? Versículo 23. Esa fue la primera boda. ¿Qué les dijo Dios cuando se hicieron esposos? Versículo 24.

Los esposos y las esposas se pertenecen el uno al otro, y Dios quiere que se amen y se cuiden mientras vivan.

¿Qué nombre le dio Adán a su esposa? Génesis 3:20. Adán y Eva serían el rey y la reina de este mundo. De ellos sería la primera familia que habitaría este mundo.
Al terminar el día sexto, Dios había creado todo lo que había planeado para este hermoso mundo. Ya no había más nada que necesitara crear.

Pero, ¿cuántos días hay en una semana? Siete. ¿Hizo Dios algo en el séptimo día? ¿Qué hizo? Génesis 2:1-3.


Recordando lo que mi Biblia dice…


  • ¿Necesitas descansar y dormir para que puedas estar despierto durante el día? Cuando Papá y Mamá te dicen que es hora de dormir, ¿obedeces quejándote, o con una sonrisa?

    ¿Sales a cojer aire fresco todos los días? ¿Cuánta agua tomas todos los días? Para estar saludable, necesitas tomar mucha agua entre las comidas—no sodas, ni aun jugos. Sólo agua pura.

  • ¿Cuántas frutas y verduras puedes nombrar? ¿Cuáles son algunas cosas que las personas comen que les puede hacer daño? ¿Por qué no decidir comer sólo aquellas cosas que nos van a hacer bien?
     
  • ¿Puedes nombrar al menos 10 pájaros y 10 animales acuáticos? ¿Cuántos otros animales puedes nombrar? ¿Qué nos puedes decir acerca de ellos?

    ¿En qué forma eran los animales en la creación diferentes a los de hoy día? ¿Cuáles de ellos te hubiera gustado tener como mascota? ¿Cómo piensas que Dios quiere que tratemos a los animales que Él creó?

  • ¿Estás contento de que tienes un hogar? Si Jesús está en nuestro hogar, el hogar puede ser un lugar feliz, sin importar qué tipo de casa sea. ¿Cómo ayudas tú para que tu hogar sea un hogar feliz?

  • Las personas son aún más especiales que los animales, porque las personas pueden amar a Dios y escoger hacer el bien con la ayuda de Jesús. Dios nos ama mucho, y nos ayudará a tomar decisiones correctas si se lo pedimos. ¿Por qué no le pides, ahora mismo, que te ayude?

  • Si hubieras estado observando mientras Dios creaba, ¿qué hubieras visto crear cada día?
Menú de la lección Lea la lección siguiente QUIZ 1


 
vuelva a comenzar
Mi Biblia Primero! copyright® 2010; (877) 242-5317; Textos Bíblicos de la Antigua Version
 
  © 2012 KIDSTIME4JESUS.ORG | 3ABN | CONTACT US | HOME | PARENTS